Cerraduras simples: protección a bajo nivel

bombin-serretaLa necesidad de proteger nuestras más valiosas pertenencias, yace desde tiempos muy remotos donde se colocaba una enorme piedra en la entrada de una vivienda para resguárdalas de personas que querían apoderarse de lo ajeno; esta situación dio origen a la creación de las cerraduras. Una cerradura representa un mecanismo de seguridad, que impide que sin su llave se pueda abrir desde cofres, cajones, puertas y hasta los más confidenciales secretos escritos en algunos libros. Generalmente fueron fabricadas de metal para agregar mayor protección.

Debido a la constante tecnificación en cuestiones de seguridad desde épocas antiguas, hoy en día, existen diferentes tipos de cerraduras según su nivel de seguridad. Las cerraduras simples, normalmente se utilizan en la parte interna de cualquier recinto que no exige mayor nivel de seguridad, como roperos, cofres, cajones, puertas de baño si hablamos de nuestras casas; y en escritorios, archivos, gavetas para las oficinas o empresas.

Están normalmente fabricabas en metal. Constan generalmente de los siguientes elementos principales: El pestillo de la Manija, el de pestillo de Llave y la Caja; esta última, la Caja, es la que contiene los demás elementos constitutivos de una cerradura, tales como resortes o lengüetas que sirven para mantener en posición a los distintos elementos, la Nuez que sirve para accionar el pestillo de empuje y la Guarda que es accionada por medio de la llave. El pestillo de la manija es un extremo saliente de la cerradura, la cual se retrae al accionar de la manija. En cambio, el pestillo de la llave se retrae al accionar de la llave dentro de la caja y es independiente del mecanismo de la manija.

Este tipo de cerraduras no presentan un gran nivel de seguridad. Y pueden ser violables con objetos de usos cotidianos. Pero esta condición, también trae una ventaja: ya que si por descuido se quedaron las llaves dentro de la habitación, podrás resolverlo con objetos que usas normalmente; como un objeto de metal tales como gancho de ropa o cabello, un clic o también tarjetas rígidas, como tarjetas bancarias o tarjetas de identificación. Aunque estas acciones podrían dañar el sistema interior de la cerradura quedando defectuosa o hasta inservible, si no se manipula cuidadosamente, es un truco que resulta muy práctico para medidas de emergencias.

Actualmente es de dominio público, debido al internet las diferentes técnicas para manipular estas cerraduras y dejarlas al fácil acceso de los delincuentes.

Es por esta razón que se recomienda colocar este tipo de cerraduras simples, en los espacios internos de su casa u oficina, e instalar una cerradura de mayor seguridad en las ventanas y puertas exteriores, para así ofrecer un mayor nivel de resguardo. De ser necesario, se podrían sustituir sin mayor inconveniente porque se encuentran en áreas internas al recinto.

En todo sistema de seguridad, es necesario evaluar el tipo de cerraduras que se colocan, pensadas con el fin de proteger nuestros bienes, adquirir un producto de calidad y que además podamos contar con profesionales que puedan brindar servicio especializado para resolver cualquier eventualidad en la protección de nuestras propiedades.

si deseas que algún profesional evalúe tu sistema de seguridad, no dudes en visitar http://cerrajerosgracia24h.es