Ventajas y desventajas de las cerraduras invisibles

Los accesos de nuestra vivienda tienden a ser cruciales. Es por esto que generalmente necesitamos que estas tengan la mejor seguridad que podemos adquirir. La tecnología siempre va evolucionando de manera muy rápida, esto tiene impacto en muchas áreas, tal y como la seguridad.

Actualmente, las cerraduras han dado un paso enorme, ya que están incluyen tecnologías como la biometría, y cada vez están más a la vanguardia. En este caso hablaremos de las cerraduras invisibles.

Este tipo de cerraduras tiene una particularidad muy especial, ya que esta no se encuentra como una común, sino que estas se colocan por la parte de adentro de una puerta, haciéndolas “invisibles” ante alguien que venga del exterior.

Hace que sea inmune ante los ladrones ya que no puede ser manipulada por el hecho de que no la puedan tocar. Estas están atornilladas a la puerta, y se abren usando un dispositivo de apertura o algunas tienen la tecnología Bluetooth para poder abrirla con el Smartphone.

Un problema que tiene esta funcionalidad es que si una persona abre la cerradura, y se queda conectada mediante el Bluetooth, otra persona que venga a abrir la cerradura no lo podrá hacer hasta que la otra persona no se desvincule. En este caso la persona necesitará del mando normal para abrirla.

Una de las técnicas de más uso de los ladrones es el bumping. En este caso, estos usan una llave maestra, la cual golpearán dentro del cilindro, esperando a que los pistones salten y luego se podrá abrir la puerta.

Si en este caso, no tenemos la cerradura en el exterior, ni tampoco tiene sitio como para que se pueda introducir una llave, entonces

Otra desventaja que tienen estas, es que los mandos pueden ser copiados muy fácilmente, así se tiene más riesgo que venga un ladrón, lo copie, y luego con esto ya puede entrar a la casa cuando él quiera.

Estos usan dispositivos que captan las señales, en cuanto a su frecuencia, entonces a partir de esto pueden digitalizarla en otros mandos y así tener una copia de estas.

También, un problema muy grave, es que si nosotros perdemos ese mando, entonces no podremos entrar a la casa y quedaremos fuera. Necesitando así la ayuda de un cerrajero profesional que a través de sus técnicas permita abrir la puerta haciendo uso de un taladro, cosa que dañaría la puerta en el intento.

Otro problema con el que cuentan, es que, a pesar de que tiene una protección física ante los ladrones, este tipo de cerraduras da apertura a que estos usen otras técnicas. Como por ejemplo, estos pueden usar palancas y así romperla ya que esta no es resistente físicamente a este tipo de herramientas.

Si queremos instalar una de estas cerraduras, tenemos que tener en cuenta todos estos aspectos positivos y negativos, aunque nunca está demás en reforzar nuestra seguridad primaria, es decir, las puertas y ventanas. Para esto, podemos llamar a un cerrajero de confianza, que nos apoyará con la instalación de estas medidas.